De acuerdo a The Wall Street Journal, el oligarca

Roman Abramovich, dueño del Chelsea, presentó síntomas de envenenamiento a inicios de marzo tras acudir a una reunión donde se negoció por la paz entre Rusia y Ucrania. De acuerdo a The Wall Street Journal, el oligarca ruso y dos miembros de la comitiva ucraniana presentaron ojos rojos, descamación en la piel de la cara y las manos, además de lagrimeo constante y doloroso. La información agrega que los padecimientos comenzaron la madrugada del 4 de marzo, apenas unos días después de las primeras reuniones en Kiev, en la que también estuvo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, quien no presentó síntomas. Tanto Abramovich como los otros dos afectados se recuperaron al paso de los días. Los negociadores culpan a la línea dura de Moscú del ataque, aunque no tienen seguro si fue con un agente biológico, químico o por radiación electromagnética lo que causó los síntomas. Durante las reuniones los presentes comieron chocolate y agua. Abramovich ha sido sancionado por la Unión Europea y el Reino Unido a causa de la invasión rusa a Ucrania. Entre los castigos se le retiró el permiso para presidir al Chelsea, club que planea vender.
Artículo Anterior Artículo Siguiente