La superioridad futbolística del conjunto azulgrana fue evidente

El Barcelona actual campeón de la Champions League femenina, disputará las semifinales de la competición después de golear al Real Madrid en un Camp Nou repleto por 5-2, confirmando los pronósticos tras el 1-3 del partido de ida y sobreponiéndose al susto que supuso el 1-2 anotado apenas comenzar la segunda mitad por Claudia Zornoza, un golazo excepcional que provocó una ilusión tan impensable como breve en el equipo merengue, arrasado a partir de entonces por un Barsa desatado. La superioridad futbolística del conjunto azulgrana fue evidente de principio a fin. El Madrid respondió con base en pundonor, de presión y fuerza física mientras esta le acompañó, pero cuando comenzó a flaquear, el mejor toque de las locales acabó liquidando toda discusión. A partir de ese 3-2 el Real Madrid empezó a flaquear. La velocidad con que movían el balón las jugadoras del Barsa era imposible de detener por las merengues, que encajaron dos goles más en un cuarto de hora para rendirse a la evidencia, asistiendo como convidadas de piedra, muy a su pesar, a un festival azulgrana para la historia del fútbol femenino. Récord mundial Con asistencia a un partido de fútbol femenino, con 91 mil 553 hinchas en la grada, la expectación respondió a todo lo esperado… Por el Barsa, claro está. El Madrid quiso pero no pudo, luchó hasta que le quedaron fuerzas y ánimo y acabó rendido a la evidencia. No hay posibilidad de discutirle al Barcelona.
Artículo Anterior Artículo Siguiente