Aczino barrió a Dizaster en todas. Incluso

Aczino barrió a Dizaster en todas. Incluso en la que no era en su lengua nativa, haciendo gala de una preparación exhaustiva y una pronunciación impecable. Referencias deportivas, de la cultura popular, ingenio y argumentación constante basándose en la importancia de la comunidad mexicana en la economía de Estados Unidos engrosaron el repertorio de Hernández durante la batalla. “No me llame frijolero, pinche gringo puñetero. Debe sentirse culero que tú representes Los Ángeles por el mundo entero y yo haya salido en un disco de Snoop Dogg primero”, así atacó Aczino a Dizaster, que cimentó parte de su discurso en criticarlo por ser una figura mediática pero no “un verdadero rapero”. Con un estilo mucho más vehemente, acompañado de gesticulaciones y sucesivos chistes, Dizaster trató de contrarrestar las rimas del mexicano alegando que ni siquiera “los mayas” estarían orgullosos de Aczino. Sin embargo, la complejidad de las rimas de Hernández, su sorprendente ejecución en inglés y su pulida técnica de rapeo, hicieron que el estadounidense acabara rendido ante Aczino, celebrándole las rimas y realizando su última ronda solo en inglés. La actuación del mexicano puso de manifiesto que el circuito de batallas de rap en español -escritas o improvisadas- no tiene rival actualmente y que la profesionalización del sector y el seguimiento masivo de esta industria aún queda lejos en Estados Unidos.
Artículo Anterior Artículo Siguiente