conjunto de Belo Horizonte en un comunicado.

El ex delantero brasileño Ronaldo Nazario firmó formalmente el contrato por el que se convirtió en propietario del 90 % del Cruzeiro, uno de los clubes de fútbol más tradicionales de Brasil pero que actualmente disputa la segunda división del Campeonato Brasileño. El ex jugador de la selección brasileña firmó el pasado 8 de abril el contrato que lo convierte, junto a su grupo empresarial, en el controlador y gestor de la Sociedad Anónima de Futbol (SAF) Cruzeiro, informó la dirección del conjunto de Belo Horizonte en un comunicado. “ Cruzeiro ya está efectivamente bajo la gestión de Ronaldo Nazario y su grupo empresarial. Tras la aprobación por aclamación la semana pasada por parte del Consejo de Administración de los ajustes al modelo del contrato, Cruzeiro y Ronaldo efectuaron la firma del contrato de compra del 90 % de las acciones”, afirma la nota. La firma del contrato definitivo puso fin a casi cuatro meses de negociaciones y disputas desde que, el 18 de diciembre pasado, ‘el Fenómeno’ anunció un preacuerdo por el que manifestó su deseo de controlar y gestionar el club de futbol que lo fichó a los 18 años y en el que nació profesionalmente. El descubrimiento de deudas que no figuraban en la documentación inicial y la resistencia de los consejeros del Cruzeiro a cederle todo el poder al futbolista pospusieron la firma del acuerdo y hasta llegaron a ponerlo en duda. El contrato inicial establecía que Ronaldo, dueño del Real Valladolid español, desembolsaría unos 400 millones de reales (hoy 85 millones de dólares), diluidos en varios años, por el 90 % de las acciones de la entidad deportiva, y asumía las deudas contraídas por el equipo, que llegan a 1.000 millones de reales (unos 212,7 millones de dólares). Para ajustar el acuerdo e incluir las deudas que no aparecían inicialmente los dirigentes del Cruzeiro incluyeron nuevos activos en la parte cedida, como los campos de entrenamiento del equipo. Pese a que el nuevo contrato se desconoce, versiones de prensa indican que el desembolso de Ronaldo será muy inferior al inicialmente previsto. Para poder entregar su control y gestión a un grupo privado, el Cruzeiro tuvo que cambiar sus estatutos para transformarse en una SAF, la figura por la que varios clubes brasileños, como Botafogo, Vasco da Gama y Bahía, vienen negociando acuerdos para ser asumidos por grupos empresariales. Ronaldo tan sólo firmó el contrato luego de que los consejeros del club aprobaran sus condiciones y lo hizo diez días antes de que venciera el plazo para llegar a un acuerdo. “ Me siento honrado de poder liderar el proceso de reconstrucción del club. La afición y el mercado pueden estar seguros de que no descansaremos hasta implementar ampliamente un modelo de gestión eficiente, ético y que ofrezca éxito deportivo”, afirmó el ex delantero del Barcelona y el Real Madrid citado en el comunicado. El hasta hoy presidente del club, Sergio Sandro Rodrigues, festejó el acuerdo y se dijo feliz de entregarle el comando a Ronaldo y su competente equipo, con los que “estoy seguro de que nuestro fútbol retomará su trayectoria de éxito”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente