El Bayern de Múnich sufrió mucho más de lo esperado pero pudo sacar adelante

El Bayern de Múnich sufrió mucho más de lo esperado pero pudo sacar adelante su derbi ante el Augsburgo, al que venció 1 a 0, este sábado en la 29ª jornada de la Bundesliga, con lo que mantendrá nueve puntos de margen sobre el Borussia Dortmund. El equipo amarillo, segundo de la tabla, se había aproximado provisionalmente a seis unidades al vencer 2 a 0 en Stuttgart el viernes. Robert Lewandowski, la gran figura ofensiva del Bayern, fue el encargado de desatascar el partido de este sábado en el Allianz Arena. Tuvo que hacerlo con un penal, pitado por una mano de un defensor y que transformó en el minuto 82. El astro polaco aumenta así su dominio en la tabla de goleadores del campeonato alemán, donde es líder destacado, ahora con 32 dianas, doce de ventaja sobre el segundo, el checo Patrick Schick (Bayer Leverkusen), que lleva 20. Pero sobre todo consiguió dar una cierta tranquilidad al Bayern al mantener a gran distancia al Borussia Dortmund, con el que su equipo tiene todavía pendiente de disputa el Klassiker liguero entre ambos, el 23 de abril. Un tropiezo ante el Augsburgo hubiera disparado el nerviosismo en el gigante bávaro, que esta semana ya vivió un tropiezo serio al perder 1-0 en Villarreal, en la Ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones. El Bayern jugará de nuevo en su estadio el martes, para el choque de vuelta ante ese equipo español, frente al que necesita una remontada para seguir aspirando a reconquistar el trono europeo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente