Los fanáticos de los clubes colombianos Unión Magdalena

La violencia sigue siendo noticia en el futbol mundial. Si a inicios de marzo lo vivimos en México con una pelea campal entre seguidores del Querétaro y Atlas, este fin de semana fue en Colombia, donde una golpiza entre aficionados dejó un muerto y dos heridos, de acuerdo al reporte policial. Los fanáticos de los clubes colombianos Unión Magdalena y Junior de Barranquilla se agarraron a golpes en la cancha cuando el partido iba 1-1 en el minuto 73, siendo suspendido por el incidente. Las imágenes divulgadas por noticieros los muestran lanzándose objetos en la tribunal oriental y parte del campo de juego, mientras el sonido local pide a la turba no arrancar las sillas. “ Dos personas resultaron heridas durante estos eventos de intolerancia que se dieron y una de ellas falleció”, informó el domingo el coronel Jesús de los Reyes, comandante de la policía en la ciudad. ¡LAMENTABLE! Una persona fallecida y dos más heridas, es el saldo que dejaron los enfrentamientos en el estadio Sierra Nevada de #SantaMarta #Colombia durante el partido entre el #UniónMagdalena y el #Junior de Barranquilla.#elquintoelementotv #noticias pic.twitter.com/AcPTqFUiCD — El Quinto Elemento TV (@el5elementotv) April 24, 2022 La Dimayor, ente rector del balompié cafetero, no ha informado cuándo se reanudará. Su presidente, Fernando Jaramillo, dijo en Noticias Caracol que pronto anunciarán sanciones “contundentes”. En Colombia, al menos 170 personas murieron por choques de barras entre 2001 y 2019, según un estudio académico avalado por la policía. La alcaldía de Santa Marta dio cuenta de “más de 200 sillas” que fueron desprendidas de la grada y ofreció el equivalente a 2 mil 600 dólares como recompensa para quien brinde información sobre los responsables de la acción “vandálica”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente