Primer tiempo flojo, pero casi sorprende Thauvin

Tigres vence 2-0 a Tijuana y al combinarse la derrota de Pachuca, los de Miguel Herrera se convierten en el nuevo superlíder del torneo, en un duelo donde André-Pierre Gignac se lució con golazo. Los auriazules suman ahora 26 unidades por 25 de los Tuzos, por lo que el Piojo se fue con aplausos en el Volcán, la afición está contenta con él; Xolos por su parte se queda con 14 puntos. Primer tiempo flojo, pero casi sorprende Thauvin En el primer tiempo, los felinos se notaban desconcertados, pero aún así tuvieron opciones de peligro, como el tiro de esquina que cobró Florian Thauvin, pues lo intentó tirando al arco, pero el travesaño impidió el gol olímpico al minuto 6. Tijuana también tuvo lo suyo, como un potente disparo de Renato Ibarra al 19′, ahí se salvó Tigres con atajada de Nahuel Guzmán, pero jugadas como ésta se dieron en el primer tiempo, por lo que la afición se desesperaba de ver que su equipo no anotaba y el rival se crecía. Al 39′, el portero de Xolos, Jonathan Orozco, se resintió de su lesión en el muslo derecho, pero los felinos no aprovecharon que no estaba al 100 el arquero rival. Despertó el Tigres goleador Finalmente, Orozco no regresó para el segundo tiempo, pero Tigres pudo despertar, primero cuando al 59′ Jesús Dueñas se animó a sacar disparo raso que sirvió de centro para el área chica, donde Juan Pablo Vigón empujó para el 1-0. A partir de ahí Tigres dominó, Gignac al 73′ tomó un balón en tres cuartos de cancha, se quitó a un defensa que lo seguía y ante la salida del nuevo arquero Gil Alcalá, bombeó su disparo cruzado para el 2-0, un auténtico golazo para el francés que sigue marcando en la Liga MX, ya llegó a 10. La diferencia pudo ser mayor, pues al 87′ Carlos González remató de cabeza y le sacaron el balón de la línea e incluso, en la jugada recibió un golpe con el puño del arquero en su cabeza, y aunque se checó el VAR, pues todo indicaba que era penal, el silbante no lo quiso marcar así. Ya al 95′ de acción, Yeferson Soteldo casi se apunta un golazo, pues se abrió espacio y envió su tiro al travesaño, sacando suspiros de la gente en el Volcán, que de abuchear a su equipo al medio tiempo, terminó ovacionando a los de Miguel Herrera.
Artículo Anterior Artículo Siguiente